QUÉ ES LA MISOFONÍA Y SU TRATAMIENTO PSICOLÓGICO

TRATAMIENTO PSICOLÓGICO DE LA MISOFONÍA

¿Qué es la misofonía?

La misofonía es la sensación de odio y rechazo hacia ciertos sonidos que producen las personas o algunos sonidos repetitivos. Masticar, sonarse, carraspear, respirar fuerte, goteo, golpecitos con un boli, música de otra persona, aire acondicionado son algunos sonidos. El tratamiento psicológico de la misofonía es posible pero poco conocido, vamos a entenderlo.

Lo más complejo en un primer momento es ponerle nombre a ésta problemática. Casi todas las personas que la sufre comienzan a ser conscientes en la adolescencia temprana, o entonces es cuando comienza a hacerse más molesta. La familia y amigos/as lo ven como una “manía” o que la persona es “tiquismiquis”, sin embargo no se ve como un problema. (Puedes leer una carta de una persona con misofonía aquí)

Poco a poco ésta problemática se hace más molesta y se extiende. En muchas ocasiones la misofonía comienza con una persona de la familia o una persona cercana, aumentando poco a poco. En ocasiones aparece repentinamente en un contexto o con alguien con quien nunca pasó. Esto conlleva unos comportamientos que la persona hace de forma natural pero que solo alivian a corto plazo, empeorando el problema a largo plazo.

¿Cuáles son las características de la misofonía?

  • Reacción negativa intensa a ciertos sonidos. Como hemos comentado suelen relacionarse con sonidos provocados por personas pero también pueden ser de objetos o animales.
  • La reacción negativa es muy corporal. Se siente como el cuerpo se va tensando y aumenta la ira (calor, temblor, tensión…) a veces hasta golpear o gritar al origen del sonido.
  • Miedo intenso a la situación que provoca misofonía. Por un lado la persona comprende racionalmente que “no es para tanto” pero emocionalmente es incapaz de manejarlo por lo que éstas situaciones generan miedo. Se trata de un miedo a perder el control, a no poder soportarlo, a no saber cuando aparecerá el sonido…
  • Evitación de situaciones o personas. Quien lo sufre no quiere verse en esas situaciones y las evita, como todo lo relacionado (comer con la familia, convivir, transporte, reuniones, viajes…) 
  • El rechazo se va extendiendo a otras situaciones y personas a medida que pasa el tiempo, o empeora en circunstancias de estrés y tensión emocional.
  • Externalizar la ira en forma de violencia o gritos, llegando incluso a perder la relación con las personas o el contexto que genera la misofonía.

¿Cómo se trata la misofonía?

A nivel psicológico hay técnicas para mejorar el manejo de la misofonía y lograr que no interfiera seriamente en la vida cotidiana. Entre las estrategias están:

  • Técnicas de relajación: son las técnicas de relajación, las hay muy variadas y son muy útiles, aunque por sí mismas únicamente no son suficiente.
  • Manejo de atención: aprender a manejar la atención es imprescindible en éstas problemáticas. Cuando comienza la molestia toda la mente se focaliza en ese sonido y a partir de ahí es muy difícil aguantar.
  • Técnicas de regulación emocional: aprender a manejar las emociones relacionadas directamente o no con la misofonía forma parte del tratamiento. Mejorar la comprensión de las emociones propias y ajenas, su significado, su regulación y expresión.
  • Técnicas de pensamiento: cambiar y aprender nuevas formas de pensamiento, de instrucciones y de afrontamiento. Es muy importante para acercarse a la misofonía de un nuevo modo y con otra perspectiva.
  • Técnicas de comunicación: la misofonía conlleva una sensación de incomprensión y miedo a expresar la necesidad ante otras personas de un descanso. Será necesario por tanto que la persona aprenda a expresarse sin tantas dificultades para mejorar.
  • Exposición con nuevas estrategias: a medida que se adquiere una mejor comprensión y estrategias, se afrontan situaciones relacionadas con la misofonía, de ésta nueva forma.

Ante todo, resaltar que no es una “manía” ni un capricho, todos/as hemos sentido rechazo hacia ciertos sonidos y podemos comprender lo difícil que es convivir constantemente con ello. Del mismo modo, queremos indicar la importancia de buscar ayuda para su mejor manejo ya que no es imposible. 

En Aure Psicología somos especialistas en el tratamiento de la misofonía, por lo que si estás interesado/a puedes contactar con nosotras para comenzar el tratamiento.

Conoce más en el Canal de Youtube.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba