Sin categoría

Supervisión a profesionales

La supervisión de casos es fundamental en la práctica profesional de la psicología, no solo para el enriquecimiento del psicólogo/a que es supervisado/a, sino también para el/la profesional que supervisa.

En éste sentido, he observado lo mucho que se aprende al “hablar en voz alta” sobre los casos, al poner dos mentes en funcionamiento con distintos enfoques, es por esto que entiendo la supervisión del mismo modo que la terapia con pacientes, un camino colaborativo, en el que nadie es más listo que nadie, sino que cada cual ve desde un punto distinto.

Mi experiencia en supervisión comenzó, como todo siendo la estudiante supervisada desde un modelo Cognitivo-Conductual, más adelante continué con las supervisiones en el SPA en la UNED desde distintos enfoques (TCC, Apego, Psicodinámica, Gestalt, Sistémico, Transaccional…). En este servicio comencé también como tutora a explicar mis casos a alumnos de Grado de Psicología y Máster General Sanitario, y ahí confirmé lo que ya sospechaba…¡que me encanta explicar y enseñar lo que sé!

¿Cómo son las supervisiones?

En las supervisiones estaremos durante 1hora y media con 2 casos máximo (no suele dar tiempo para más), podremos atender desde aspectos concretos de una técnica o duda específica aplicada al caso, a aspectos más genéricos sobre como abordar un caso, evaluarlo o como encauzarlo de otro modo. Si no tienes pacientes pero quieres consultar sobre técnicas o terapias para profundizar y conocerlo, también podemos preparar pequeñas “clases” donde atender esas inquietudes. Las supervisiones son tanto presenciales como online, si quieres saber más contacta conmigo y estaré encantada de ayudarte.

Calle Cardenal Belluga 5

Sin categoría

Laura García de la Casa

Psicóloga Sanitaria colegiada M-34525.

Me gradué en Psicología con Especialidad en Clínica por la Universidad Complutense de Madrid y gracias a las prácticas del Grado pude tomar contacto con la Sociedad de Medicina Psicosomática y Psicoterapia, en la que me formé en distintos ámbitos desde una perspectiva basada en el apego y los efectos del trauma psíquico en el cuerpo. Aquí inicié el Master en Psicoterapia Clínica y de la Salud en el que actualmente continuo.

Mientras llevaba a cabo esta formación más especializada, también realizaba el Master General Sanitario por la UCM. Las prácticas sanitarias que llevé a cabo en el Instituto Psiquiátrico Montreal para completar el master supusieron para mí una fuente de experiencia y conocimiento en terapia con adolescentes con muy distintas problemáticas, que aún hoy les agradezco. Tuve la oportunidad de participar el terapias de grupo y sesiones de psicoterapia  enormemente enriquecedoras tanto a nivel formativo como personal.

Mi formación a lo largo de estos años la he completado con el Experto en Psicoterapia Breve y Psicoterapia Breve con Niños y Adolescentes, de modo que profundicé más en el mundo infantil y juvenil. Por otra parte, el Experto en Medicina Psicosomática y el Experto en Trastornos de Personalidad y Psicodiagnóstico Clínico me ayudaron a ampliar conocimientos en torno a la Psicoterapia y la relación de las enfermedades y síntomas físicos con la psicología y el trauma.
Además de esto, he recibido distintas formaciones sobre la Teoría del Apego y el Trauma, las relaciones humanas a través de la Psicología Relacional y ciertas nociones de Teoría Psicodinámica.
Considero que la Psicología ha de ser entendida y aplicada desde un enfoque integrador de las distintas corrientes actuales, con el fin de poder comprender y trabajar con el paciente de la mejor forma posible.
Con estos conocimientos y bajo estas ideas se desarrolla mi práctica clínica actual, en la que acompaño, trato y ayudo a mejorar a la salud mental y la calidad de vida de personas que sufren por distintas razones, tanto debidas a síntomas psicológicos expresados en forma de ansiedad, depresiones, estrés, etc., como debidas a síntomas físicos, en los que la mente se expresa a través del cuerpo (trastornos psicosomáticos).

Sin categoría

Cinthya González García

Coordinadora Aure Psicología.

Psicóloga Sanitaria colegiada M-27842.

Soy Licenciada en Psicología con especialidad en clínica y salud por la Universidad Complutense de Madrid. Tras acabar la licenciatura, continué completando mi formación a través del Experto en Intervención en Ansiedad y Estrés y el Máster en Inteligencia Emocional e Intervención en Emociones y Salud. Completé mi formación reglada con el Máster en Psicología General Sanitaria en la UCM para habilitarme como Psicóloga Sanitaria.

Para poder llevar a cabo una terapia integradora, me he formado en la Sociedad Española de Medicina Psicosomática (SEMPyP) a través del Experto en Psicoterapia Breve y el Experto en Trastornos de la Conducta Alimentaria y Obesidad en un tema que me apasiona, la alimentación. Por otra parte he llevado a cabo la formación de EMDR en el Instituto Español de EMDR, además de distintos cursos cortos de formación complementaria en ese afán de formación y aprendizaje continuo.

En mi trayectoria profesional he podido trabajar con diversas problemáticas (ansiedad, depresión, problemas de sueño, obesidad…) a través de la consulta privada. También he tenido la oportunidad de trabajar especializándome con personas con alteraciones auditivas (acúfenos, hiperacusia…). Finalmente he proporcionado terapia psicológica en el Servicio de Psicología de la UNED, donde he atendido a distintas poblaciones (adultos, adolescentes, niños…) y problemas.

Por otra parte he participado en congresos internacionales y nacionales de psicología, lo cual me ayuda a ampliar conocimientos y mantenerme actualizada y ligada tanto al mundo académico como profesional.

Otros cursos de formación: 

  • Curso de Mindfulness en la alimentación.
  • Curso: Trastornos de personalidad.
  • Curso de Psicología Clínica de las Drogodependencias.
  • Curso de Mindfulness para regular las emociones.
  • Curso de Resiliencia psicológica y fortalezas personales.
  • Curso de Experta en E-Learning.
  • Intervención en Trastornos Alimentarios desde el Modelo Parcuve.

TRABAJOS EN CONGRESOS Y ARTÍCULOS

CURSOS  Y TALLERES IMPARTIDOS

CONGRESOS Y JORNADAS

  • II Jornadas SEEDO Psicología en el tratamiento de la Obesidad: una necesidad cada vez más evidente
  • Jornadas Sepcys “Aportaciones de la psicología a la mejora de la salud: recomendaciones para intervenciones eficientes”
  • XI Congreso Internacional y XVI Nacional de Psicología Clínica
  • XV Encuentro AESPPU. Presentación de trabajos escritos.
  • XII Congreso Internacional de la SEAS
  • X Congreso Internacional y XV Nacional de Psicología Clínica.
  • III Congreso Nacional de Psicología
  • III Jornadas Internacionales de Psiquiatría basada en el paciente
  • VI Jornadas de la SEAS “Emociones y Bienestar”
  • XI Congreso Internacional de la SEAS
  • VIII Congreso Internacional y XIII Nacional de Psicología Clínica.
  • VII Congreso Internacional y XII Nacional de Psicología Clínica.
Acúfenos·Sin categoría

Atención y Acúfenos.

A pesar de que en la actualidad aún existe mucha incertidumbre con respecto a los mecanismos neurobiológicos que subyacen al tinnitus, cada vez aumenta la evidencia neurofisiológica y el acuerdo entre los investigadores y profesionales de que existen una serie alteraciones en el funcionamiento del sistema auditivo a nivel central. Siguiendo estas evidencias, se ha encontrado que existe una alteración de la capacidad de manejo atencional en las personas con acúfenos, pero primero:

¿Qué es la atención?

La atención es un proceso a través del cual podemos dirigir nuestros recursos mentales sobre algunos aspectos del medio, los más relevantes, o bien sobre las acciones que consideramos más adecuadas, es decir, es un estado de observación y de alerta que nos permite tomar conciencia de lo que ocurre en nuestro entorno o en nosotros mismos.ç

herramienta-de-la-lente-de-la-camara_385-19324204

Acúfenos y atención

En relación a las personas con acúfenos, la gran mayoría informan de que “no escuchan” el acúfeno en momentos en los que están más entretenidos con amigos o con la familia, trabajando, concentrados… es decir, parece que el acúfeno se “olvida” mientras todos los recursos atencionales se dirigen a otras actividades que requieren de ésta. Se ha investigado por tanto en torno a la capacidad de las personas con y sin acúfenos de dirigir su atención y comprobar si existen diferencias.

Un estudio

Según un estudio de 2014 de la Universidad Católica de Louvain, se encontró que las personas que informaban de tinnitus no tenían dificultades de atención por sí misma, sino que tenían dificultades para dirigir la atención a aquellos estímulos que se les exigía, si no tenían la suficiente intensidad, o presentaban dificultades para inhibir algunas respuestas automáticas que damos las personas frente a las respuestas que se exigían. Esto además no se explicaba por el nivel de ansiedad, depresión o por la sintomatología de insomnio de los participantes, sino que parecía que las personas con acúfenos presentaban un rendimiento menor al resto.

Implicaciones

Esto implica que además de otros procesos de los que hablaremos en nuestra página, la atención ejecutiva, es decir, la controlada por el prefrontal (de arriba a abajo) tiene un importante papel en la capacidad de mejora de la calidad de vida de las personas con tinnitus, y por tanto, es susceptible de entrenamiento por parte de los profesionales de la psicología.

Mantener esta perspectiva científica, que implica la innovación en las terapias cognitivas y auditivas, con técnicas dirigidas a mejorar la autonomía y bienestar de las personas con acúfenos es el objetivo.

Infórmate más y síguenos en: 

Teléfono: 695 81 12 32

Facebook: To-Emotion Psicologia

 

Sin categoría

Estrés Postraumático,el terror y el dolor que no abandonan.

El concepto del trauma es diferente desde distintas ramas o vertientes, sin embargo una de las más integradoras que he encontrado es la que da Pau Pérez:

“Una experiencia que constituye una amenaza para la integridad física o psicológica de la persona, asociada a viviencias de caos y confusión durante el hecho, fragmentación del recuerdo, absurdidad, horror, ambivalencia o desconcierto. Con un carácter inanerrable, incontable, incomprensible para los demás. Que quiebra una o más de las asunciones básicas del ser humano y muy especialmente las creencias de invulnerabilidad y control de la propia vida o de confianza en otros o en lo predecible del mundo.Que cuestiona los esquemas del yo y del yo frente al mundo.

En esta entrada quiero hacer hincapié en situaciones como la vivida en la masacre de París, el pasado 13 de Noviembre y como es el estrés postraumático en una situación como ésta. Es importante decir que no todo el mundo desarrolla este trastorno, se pueden aplicar diversos criterios para diagnosticarlo, tras 6 meses al menos. Esta será una descripción cercana de algunos síntomas que caracterízan al Trastorno por Estrés Postraumático.

Tal y como digo en la definición de trauma, ocurre un atentado, que amenaza la integridad física de una persona y amenaza todas sus creencias del mundo, de las personas e incluso de su propio yo. El mundo se ha tambaleado y le han hecho sentir un horror más allá de lo que puede explicar, el terror le ha tocado hasta lo más hondo.

bc0b41dc179bcb9cfbae004d64deb03c_LLa sensación de miedo se le ha grabado en el cuerpo, que quizás se encuentre en una tensión constante, alerta, vigilando… quizás un ruido inesperado le haga reaccionar con pánico o tal vez un golpe repentino en la calle le haga reaccionar con un gran susto. No se puede juzgar, no se puede evitar y no se puede borrar, quizás aún no.

Las personas no parecen lo que antes fueron, parece que ya no siente el mismo aprecio por ellos, no logra conectar ¿Cómo conectar? ¿Cómo volver a confiar? No han vivido aquello, no lo comprenden, quizás le juzguen en silencio… no puede compartir un dolor que ni tan siquiera puede expresar. No logra sentir como antes, sus emociones ya no son iguales. Los culpables lo hicieron con intención, eso lo hace peor, se cuestiona, busca una explicación, no hay lógica, y eso es peor… ¿Por qué tantas muertes, por qué allí, no sintieron remordimientos? No se confía en nadie, la humanidad es malvada, no ven nada más, aún no.

Con una pequeña señal ahí está de nuevo, un detalle de la calle o de la tele, un olor, un sonido, pesadillas… se revive igual, pánico, el cuerpo responde y de nuevo se reviven las emociones ¿Cómo olvidar si no se deja de sentir? Se anhela esa no sensación, la distancia, el dejar de sentir puede aliviar. Pero dejar de sentir es difícil… se intenta evitar, evitará lugares, conversaciones, personas, sensaciones, imágenes, olores. Evitar ayuda en ese momento, pero es muy costoso; cuando no evita es peor, surgen esos recuerdos, esas emociones y son tan difíciles de controlar….no se puede controlar, quizás aún no.

A veces se recuerda, y se siente culpa ¿Cómo explicarlo? ¿Se avergüenza de vivir en lugar de otro? Todos dirán que no debe sentirse culpable, es afortunado de vivir y haber logrado escapar. Es humano, casi todos se sienten culpables de omisión en el socorro. No puedes soslayarlo: se
examina, pasa revista a sus recuerdos, esperando encontrarlos todos, y que ninguno se haya enmascarado ni disfrazado; no, no encuentras transgresiones abiertas, es una sensación, no se puede quitar, aún no.

El trabajo, la vida normal, las obligaciones… ¡Cómo ayudan a olvidar, a normalizar, a dejar atrás! A algunos les funciona, a otros no. Lo dejarán a un lado para no pensar más, duele demasiado pensar, sentir, recordar. Lo dejan atrás y miran adelante, al trabajo a la normalidad, a la vida. Ahora es lo que le funciona, lo que le ayuda, no hay otra. ¿Quién quiere dañarse tras tanto daño?

Estos son síntomas de estrés postraumático, no son los únicos, sólo algunos. La actuación psicológica en un primer momento puede prevenir estos síntomas en gran parte, sin embargo habrá personas que desarrollarán sintomatología postraumática y que necesitarán una terapia psicológica e incluso farmacológica. Son heridas hondas que tan solo en un espacio seguro, sin juzgar y sin miedo se podrá tratar, es uno de los tratamientos más complejos, sin embargo, es posible lograr la elaboración de ese trauma con ayuda y sin prisa.