Sexualidad

Mitos de la sexualidad: Hombres

Ésta será la primera parte de tres entradas relacionadas, con un tema en común, mitos de la sexualidad. Hoy hablaré de aquellos mitos que hacen referencia a la sexualidad de los hombres; la próxima tratará de los mitos referentes a la sexualidad de las mujeres y para finalizar, mitos acerca de la relación.
La sexualidad es maravillosa, siempre y cuando se practique con consentimiento, información y dignidad. Es uno de esos temas que despiertan reacciones muy diferentes, no sólo entre personas con distintas creencias y formas de vida, sino que según la edad, la información y las creencias son totalmente distintas.
Es curioso comprobar cómo personas jóvenes que hablan de libertad sexual y de elección, saben poco acerca de la realidad de la sexualidad, no por falta de información (que la hay y en gran cantidad) sino por creencias que se autoimponen, muy distintos de los tradicionales pero igual de incapacitantes y generadoras de malestar.
A continuación, varios mitos que pueden producir un gran malestar y problemas personales:
Mitos referidos a la sexualidad del hombre:
El hombre siempre debe estar dispuesto y desear llevar a cabo interacciones sexuales, además siempre debe excitarse cuando se encuentra en una situación sexual. Si en una situación socialmente señalada como sexual no se excita es que “es anormal” o “no funciona bien”. Sólo hay una verdad absoluta, que todos los hombres son distintos y humanos, con sus épocas buenas, malas y rutinarias, del mismo modo que las mujeres. ¿Realmente el problema es el sexo o la inseguridad que acarrea? El deseo sexual escaso en una temporada puntual es habitual, la presión excesiva en este sentido solo empeorará la situación, si la preocupación es elevada, habladlo con naturalidad y calma.
Cuando un hombre pierde su erección es por no encontrar a su compañer@ sexualmente atractiv@. ¿Es esa la razón más realista, probable y que más ayuda a buscar una solución? La pérdida de erección puntual puede darse por múltiples causas, tanto psicológicas como biológicas; si el problema es más intenso de lo habitual y no es posible la relación sexual, consultad con un profesional ya que puede
tratarse de un trastorno eréctil.
El sexo requiere una buena erección (cuanto mayor mejor). El hombre que no consiga buenas erecciones no tiene capacidad sexual ni será un compañero sexual adecuado. Un pene pequeño, en especial si sigue resultando pequeño tras la erección, no será capaz de proporcionar placer a la mujer. Son necesarios penes cuanto más grandes mejor. ¿Acaso un pene de gran tamaño y erecto conlleva una gran relación sexual por sí mismo? Como repetiré a lo largo de las entrada, las relaciones sexuales no se reducen al coito, por lo que la erección total y un pene grande no es imprescindible para mantener una relación sexual totalmente satisfactoria. Tanto la mujer como el hombre tienen varias zonas erógenas que pueden producir gran placer. Cuando el problema se mantiene en el tiempo y produce malestar en la pareja, acudir a un profesional puede ser la solución.
Cuando un hombre tiene una erección es perjudicial el no usarla para tener un orgasmo. Es cierto que los hombres pueden sentir molestias si tras mucho tiempo en erección no finalizan el proceso con el orgasmo; de la misma forma es cierto que no es más que un malestar, no  es perjudicial. No es obligación de la pareja satisfacer el deseo de éste en cualquier momento, y menos por la excusa de prevenir una leve molestia.
La masturbación es físicamente dañina y moralmente sucia y destructora para quien la practica. Para muchas personas éste es un punto de debate, y desde el respeto a las creencias, he de decir que hoy en día es conocido que la masturbación puede ser beneficiosa e implica la satisfacción de un deseo natural, siempre y cuando la masturbación se realice en el contexto adecuado y respetando la libertad ajena.
Todo hombre ha de saber cómo dar placer a una mujer (incluso desde la primera relación). Este mito es compartido por hombres y mujeres, ya que incluso los chicos ponen gran empeño en esconder la inseguridad que les produce su primera relación sexual. Cada mujer, como cada hombre, es un mundo, y en las relaciones sexuales somos un mundo entero por descubrir de gustos, zonas y posturas preferidas, descubrir es hermoso, y poner humor en estas situaciones puede ser de ayuda. No nacemos con un diccionario sexual por lo que la empatía y el tiempo son los mejores aliados de hombres y mujeres.
Existen muchas otras creencias que pueden parecer ciertas y sin embargo, no dejan de ser eso, creencias, ponerlas a prueba y ser críticos con nosotros mismos puede resolver muchos de los problemas.
Si tienes preguntas y no sabes como buscar respuestas, puedes contactar conmigo via email a través de la página web http://cinthyapsicologa.wix.com/cinthya o a través del correo cinthyagongar@gmail.com de forma totalmente discreta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s